En África, ¿es la juventud más previsora ​​que sus líderes?
2 julio, 2022
Alemania devolverá las obras saqueadas desde África durante la época colonizadora
2 julio, 2022
Mostrar todo

Mientras tanto, en África…

XAVIER “XAVI” FLORES / 29 junio, 2022

Era el año 1324 de la era común. He aquí algunos hechos destacados de ese año: en las Islas Británicas, nació David II, hijo de Robert the Bruce e Elizabeth of Burgh, y futuro rey de Escocia. En Europa continental, Marco Polo, de 70 años, murió el 8 de enero en Venecia. Al otro lado del Atlántico, en las Américas, se estaba fundando la ciudad de Tenochtitlán, aunque algunos historiadores sitúan el año oficial en 1325. Dados los limitados registros supervivientes, nunca lo sabremos con absoluta certeza. Mientras tanto, en el norte de África, el precio del oro cae. Se cae en serio. Durante una juerga de gastos de tres meses en El Cairo, donde tanto oro entra en circulación, el oro, durante más de una década, dejó de ser un producto escaso y, por lo tanto, perdió buena parte de su valor. Este evento sin precedentes, el oro perdiendo su valor en toda una vasta región, ocurrió gracias a los hechos de un personaje muy interesante: Mansa Musa I, rey de Malí.

¿QUÉ SUCEDIÓ?

Ni siquiera se suponía que Musa gobernaría Malí. Su ascensión fue casi accidental. No era suyo el trabajo, como suelen heredarlo los reyes. Ese puesto estaba destinado a su hermano mayor, Abu Bakr II, que una vez convertido en rey decidió embarcarse en una expedición para descubrir los bordes del Océano Atlántico. Toda la expedición se perdió en el mar y Musa se convirtió en gobernante de Malí en África Occidental. Cuando asumió el cargo en 1312, el reino ya era rico, pero el trabajo de Musa en la extracción de sal, cobre y oro, la recolección de marfil de elefante y la expansión del comercio hicieron de Malí el reino más rico de África en su época.

Para seguir leyendo: https://lucesdelsiglo.com/2022/06/29/mientras-tanto-en-africa-opinion/


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández