El 21 de noviembre hemos tratado el tema de los LAICOS, presentado el día 20 por el padre Ignacius Anipu. Nos hemos preguntado si la Sociedad desea verdaderamente compartir su Carisma con los laicos; lo que exigiría mayor apertura y un mayor compromiso de nuestra parte…

Es un hecho que hay cada vez más laicos que desean compartir nuestro Carisma. Eso viene seguramente de nuestra forma de vivir y trabajar en África y en otros lugares.

El P. Ignatius ha hablado también de los grupos de “Amigos de los Misioneros de África” que existen en numerosos países, sobre todo, en África, Asia y México. Esta colaboración con los laicos ha de ser vivida como un don para toda la Iglesia.

Estos laicos se comprometerían como asociados por completo en la misión y en todas sus dimensiones /JPIC, Diálogo, Periferias…). Se hace la pregunta, si estos grupos se constituirían en asociaciones, en tercera orden o en fraternidades. Es una llamada a tomarse en serio esos grupos y su compromiso.

Se ha sentido unánimemente el deseo cada vez más grande de colaborar y compartir nuestro Carisma proveniente de los mismos laicos. Terminó su presentación con estas frases: “Si estamos dispuestos a escuchar lo que el Espíritu le dice a nuestra Sociedad hoy, nuestro Carisma puede renovarse asombrosamente en la vida de numerosos laicos”

El 22 de noviembre el P. Didier ha dado la introducción muy completa sobre el tema de la MISIÓN. Ésta es la manifestación de nuestra identidad; está en nuestro ADN, como lo ha dicho el Papa en el encuentro de febrero en el Vaticano.

Ha recordado algunas áreas de conversión: falta de dinamismo misionero, pérdida del reflejo misionero, rutina pastoral, preferencia por zonas de confort, falta de resistencia… La palabra fundamental es la FIDELIDAD.

Fidelidad a nuestro Carisma, fidelidad a nuestras raíces y a las orientaciones legadas por nuestro Fundador… Esto ha permitido una renovación en muchas Provincias: cada vez hay más compañeros comprometidos en las periferias, en el servicio de acogida de migrantes, contra la trata de personas y, a veces, en colaboración con las Hermanas Blancas (SMNDA).

Encuentro y Diálogo son el centro de nuestra vocación misionera (PISAI, IFIC, TANGAZA, y otros).

El P. Didier ha continuado a hablar de las Periferias como criterio fundamental para las nuevas inserciones (Sudán del Sur). De los Migrantes, de la trata de seres humanos y de los refugiados (Sudán del Sur y Uganda). De la Misión de la Sociedad en el mundo africano y allí donde nuestro Carisma sea solicitado (Europa, Las Américas, Provincia de Centro África-PAC-, y Provincia de África del Oeste-PAO-).

Ante situaciones de violencia nos preguntamos si hay que abandonar o quedarse. Debemos afrontar esas cuestiones sin olvidar nuestro deseo de estar con el pueblo al que hemos sido enviados.

La MISIÓN no debe ser concebida como un proyecto con sus implicaciones financieras y de duración. La Misión es un modo de vida, una manera de ser, transmisión de vida. La Misión está ligada a la audacia y al riesgo…Se trata de desplazarse a las periferias y de no aislarse de las necesidades reales del mundo en el que vivimos (eso sería “egocentrismo”).

Traducción de los artículos del P. Francis Barnes

Para leer los artículos originales:

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies