INGABIRE DAY 2023. SOLIDARIDAD Y APOYO A LOS PRISIONEROS POLÍTICOS Y DE OPINIÓN EN RUANDA
4 diciembre, 2023
5 datos sobre la tradicional corona de Adviento
4 diciembre, 2023
Mostrar todo

La empresa nigeriana Saroafrica aspira a convertirse en una de las empresas de plantaciones más grandes de África

FUENTE.- GRAIN  | 31 octubre 2023

La empresa nigeriana Saroafrica aspira a convertirse en una de las mayores empresas de plantaciones de África, pero las comunidades se resisten a sus acaparamientos de tierras.

Saroafrica International es un conglomerado nigeriano propiedad del empresario local Olakanmi Rasheed Sarumi y su familia. Su atención se centra en la agricultura, con operaciones que abarcan desde semillas e insumos agrícolas hasta plantaciones, procesamiento y exportaciones.

 

Saroafrica comenzó a invertir en plantaciones a gran escala en Nigeria en 2017. Estas incluyen un acuerdo para una plantación de azúcar de 15.000 ha en las áreas de gobierno local de Doma y Nasarawa en el estado de Nasarawa, y una plantación de yuca de 5.000 ha en el estado de Edo a través de una empresa conjunta con el gobierno nigeriano. -Grupo Mohinani – con sede en Panamá. Su inversión agrícola más importante es un proyecto de plantación de palma aceitera de 10.000 hectáreas en el estado de Edo a través de su filial Saro Oil Palm, que pertenece en un 90% a la empresa británica de Sarumi, Saroafrica Limited.

El proyecto de palma aceitera de Saro es parte del emblemático Programa de palma aceitera del estado de Edo (ESOPP) del gobernador del estado, que ha asignado 62.000 hectáreas de tierra a siete empresas en el área del gobierno local de Oriowonhon y ha recibido financiación del Banco Central de Nigeria.

Sarumi es el portavoz principal y presidente del Grupo de Inversores ESOPP, una alianza de empresas que invierten en plantaciones de palma aceitera en el marco del programa. También es presidente de una empresa llamada Esopp Agro Allied Limited, que es una empresa conjunta al 50% entre Saro Oil Palm y otra empresa agrícola nigeriana, Flour Mills of Nigeria, que obtuvo 20.000 hectáreas para una plantación de palma aceitera a través de ESOPP.

Sarumi dice que los inversionistas de ESOPP, junto con la Oficina de Implementación Independiente de ESOPP, han «elaborado diligentemente una estrategia inclusiva y sostenible para obtener acceso a la tierra y priorizar el bienestar de las comunidades locales».

«En ESOPP, llevamos a cabo el Ejercicio Participativo de Establecimiento de Límites, lo que significa que todas las concesiones han sido demarcadas mediante entendimiento con diferentes comunidades. También llevamos a cabo el ejercicio de Evaluación Rural Participativa donde trabajamos con las comunidades para comprender sus necesidades sociales y abordarlas a través del desarrollo de la concesión en alianza con el Gobierno del Estado. Otra cosa que hemos hecho es que hemos compartido con el Gobierno del Estado nuestros planes de acción comunitaria y esas actividades tienen impactos sociales directos en las diferentes comunidades», alardea Surami .

Sin embargo, la comunidad de Evboesi, donde se ubica el proyecto de palma aceitera de Saro, ha estado protestando contra la asignación de sus tierras a la empresa, afirmando que se hizo sin su consentimiento. Los agricultores locales dicen que la empresa destruyó sus fincas y perdieron sus cosechas con poca o ninguna compensación. Ahora no tienen dónde cultivar.

«Ya no podemos cultivar porque no tenemos tierra para cultivar y obtener dinero para enviar a nuestros hijos a la escuela»dijo una agricultora durante una protesta a principios de enero de 2023.

Un granjero anciano en la misma protesta dijo: «Deberían abandonar la tierra. No hay otra cosa en la que podamos confiar para alimentar a nuestras familias».

Estas protestas fueron documentadas por Televisión y Radio Independientes y en el canal de YouTube del Movimiento por la Libertad del Pueblo .

 

Para seguir leyendo: 


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández