Este 13 de mayo te encomendamos a la Virgen de Fátima
13 mayo, 2022
El ‘efecto Alzheimer’ con los otros refugiados
13 mayo, 2022
Mostrar todo

5º domingo de Pascua C   –   15 mayo 2022. J. R. Echeverría

Hechos de los Apóstoles 14,21b-27   —   Apocalipsis 21,1-5ª   —   Juan 13,31-33a.34-35

 

Comencemos con una nota «técnica». Leed primero el comienzo del evangelio de este domingo, tal como aparece en el evangelio de Juan: «Judas tomó el pan y salió de inmediato. Era de noche. Cuando salió, dijo Jesús: Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él‘». Comparad este texto con el que escucharéis en la Misa (lo encontraréis en el archivo adjunto): «Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él‘». Quienes organizaron la liturgia oficial adaptaron el texto para recordarnos el contexto en el que Jesús habló (La adaptación es todavía mayor en la liturgia en francés, que encontraréis en el otro fichero anexo). Y, lo que es una verdadera pena, dejaron de lado el «Era de noche«, muy importante para entender lo que Juan quiere transmitirnos.

Para expresar la obra de Jesús, Juan usa el conocido contraste «luz/tinieblas». Por ejemplo: «Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, tendrá la luz de la vida. (Juan 8,12). También utiliza el contraste «día/noche». Por ejemplo: «Mientras es de día tenemos que hacer la obras que nos encarga el que me envió; se acerca la noche, en que no se puede trabajar» (Juan 9,4). Antes de convertirse en discípulo, Nicodemo, que no estaba seguro de lo que estaba buscando, visitó a Jesús «de noche» (Juan 3:2; 19:39). Y antes de que Jesús resucitado viniera a su encuentro en el lago, los discípulos, que habían salido a pescar, «aquella noche no pescaron nada» (Juan 21,3). La noche evoca confusión, miedo, dificultades, oscuridad. «Uno tropieza si camina de noche, porque le falta la luz» (Juan 11,10).

Ahora bien, lo verdaderamente extraordinario del texto de Juan de este domingo es que, según Jesús, precisamente durante la «noche» «El Hijo del hombre es glorificado, y Dios es glorificado en él«. En medio de la confusión de la noche, del miedo, el sufrimiento, la persecución y la aparente bancarrota, Dios está allí, y Él es glorificado, Él triunfa. Este es el «escándalo de la Cruz», que Pablo fue a predicar hasta Roma, escándalo esencial en nuestra vida cristiana. No podemos explicarlo lógicamente, pero una palabra de Jesús en el Evangelio de Juan, y un canto religioso popular, lo evocan bien: «Y cuando yo sea elevado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí” (Juan 12,32). «Victoria, Tú reinarás, oh Cruz, Tú nos salvarás«.

Texto completo: 5ºPascua-C-Echeverría


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández