Líder de pandilla libera a monja secuestrada para evitar “problemas con el Papa”
20 mayo, 2023
Los drones ayudarían a seguridad de los periodistas en las crisis de África
20 mayo, 2023
Mostrar todo

Doce millones de niñas son casadas cada año en el mundo

En la provincia de Nampula, Mozambique, unos niños pintan un mural que pone de relieve el impacto negativo del matrimonio infantil. Esa práctica aleja a las niñas de la escuela y representa riesgos, a menudo graves, para su salud tanto física como mental. Imagen: Bruno Pedro / Unicef 

NACIONES UNIDAS – El matrimonio infantil desciende en el mundo, pero todavía hay 640 millones de niñas y mujeres que se casaron en la infancia, unos 12 millones cada año, indicó un análisis divulgado este miércoles 3 por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

La directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, dijo que “el mundo está sumido en una crisis tras otra, lo que está destruyendo las esperanzas y los sueños de la infancia vulnerable, especialmente de las niñas, que deberían ser estudiantes y no esposas”.

Según Russell, “la crisis económica y sanitaria, la escalada de conflictos armados, y los devastadores efectos del cambio climático, están obligando a las familias a buscar una falsa sensación de seguridad en el matrimonio infantil”.

Esa policrisis amenaza con revertir los logros conseguidos con tanto esfuerzo, destaca el análisis de Unicef, tras indicar que la proporción de mujeres jóvenes que se casaron en la infancia descendió de 21 % a 19 % desde que se publicaron las últimas estimaciones hace cinco años.

Sin embargo, a pesar de este progreso, las reducciones mundiales tendrían que ser 20 veces más rápidas para cumplir el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de poner fin al matrimonio infantil para 2030.

En el ODS 5, Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas, la meta 5.3 contempla “eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado, y la mutilación genital femenina”.

“El mundo está sumido en una crisis tras otra, lo que está destruyendo las esperanzas y los sueños de la infancia vulnerable, especialmente de las niñas, que deberían ser estudiantes y no esposas”: Catherine Russell.

Las niñas que son casadas en la infancia se enfrentan a consecuencias inmediatas y para toda la vida. Tienen menos probabilidades de permanecer en la escuela y se enfrentan a un mayor riesgo de embarazo precoz, lo que a su vez aumenta el riesgo de complicaciones de salud y mortalidad infantil y materna.

Esta práctica también puede aislar a las niñas de su familia y amigos, y excluirlas de la participación en sus comunidades, lo que afecta gravemente a su salud mental y su bienestar, agrega el análisis con base en datos de más de 100 países.

Al presentar la situación por regiones, Unicef señala que Asia meridional sigue impulsando las reducciones mundiales y está en vías de eliminar el matrimonio infantil en unos 55 años.

Sin embargo, la región sigue albergando a casi la mitad (45 %) de las niñas casadas del mundo. Y aunque India ha registrado avances significativos en las últimas décadas, sigue representando un tercio del total mundial.

África subsahariana, que tiene la segunda mayor proporción mundial de niñas casadas (20 %), está a más de 200 años de acabar con esta práctica al ritmo actual.

El rápido crecimiento de la población africana, junto con las circunstancias actuales signadas por la policrisis, parece que aumentará el número de niñas casadas, en contraste con los descensos previstos en el resto del mundo.

 


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández