Un himno para la nueva África que viene pisando con fuerza
18 marzo, 2022
Domingo 3º de Cuaresma-C-. J. A. Pagola
18 marzo, 2022
Mostrar todo

“Déjanos todavía este año” para descubrir tu Amor (D. 3º Cuaresma -C -/20.03.2022)

Esta es la verdadera conversión: “dejarnos llevar del Espíritu de Dios” (Rm 14,8)

El Padre Dios no está detrás de las desgracias humanas

 

Comentario: “Señor, déjala todavía este año” (Lc 13,1-9)

Este domingo nos invita a “la conversión al amor del Padre”, objetivo básico de la cuaresma. Dos textos, exclusivos de Lucas, sirven de apoyo a la reflexión: unos relatos de muertes violentas en Jerusalén (13, 1-5) y la parábola de la higuera estéril (13, 6-13).

Las muertes violentas tienen causas distintas. Por una parte le informan a Jesús del asesinato de unos peregrinos galileos, mientras sacrificaban animales junto al muro del atrio de los sacerdotes. Los soldados, incumpliendo la ley por saltarse el atrio de los gentiles, los ejecutan sin piedad. A esta carnicería libre, Jesús añade: “aquellos dieciocho sobre los que cayó la torre en Siloé y los mató”. Era un edificio antiguo que servía de custodia del manantial que surtía de agua a Jerusalén. Sólo aquí consta de tal derrumbe.

Sobre ambos hechos hace Jesús la misma pregunta: ¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos porque han padecido todo esto?”. Las víctimas de la torre:“¿Pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén?”. Y la misma respuesta: “Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo”. Es un tema antiguo en el judaísmo: ¿es voluntad divina castigar el pecado en esta vida? La Biblia hebrea se inclina por afirmarlo, incluso en los hijos. Jesús reconoce que no (Jn 9,2).

Para Jesús, el Padre Dios no está detrás de las desgracias humanas. Jesús dice que las víctimas no son más culpables que los demás. Rechaza la  mentalidad judía, y de muchas otras culturas religiosas, que consideran las desgracias como castigo divino. “Pero si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera”, dice en ambos casos. No niega la culpabilidad directa o indirecta. La supone, al pedir la conversión. Pero rechaza la visión judía de la venganza divina, a veces indiscriminada. Venganza arraigada en la sociedad y en la Iglesia. El dios vengativo, sádico, que exige sangre para perdonar, es una invención humana. No se parece en nada al Padre de Jesús que “todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta; cuyo amor no pasa nunca” (1Cor 13,7-8a; Rm 8,31-39; Lc 15).

Para seguir leyendo: https://www.religiondigital.org/atrevete_a_orar/Dejanostodavia-ano-descubrir-Amor-Cuaresma_7_2431026881.html?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=boletin_de_religion_digital_propuestas_para_homilias_del_domingo&utm_term=2022-03-18

Imagen


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández