Domingo 33 del Tiempo Ordinario – ciclo ‘C’ -: J.A. Pagola
12 noviembre, 2022
Se estrena en Madrid “La Carta”, la película inspirada en la Laudato Si y protagonizada por el Papa Francisco
12 noviembre, 2022
Mostrar todo

Agrelo: «En este sistema legal de poder, los pobres son entregados a la muerte sin que la conciencia tenga nada que reprochar.»

«Dios se llama emigrante, refugiado, perseguido, humillado, calumniado, sin papeles, sin derechos»

Ahora, Iglesia de Cristo, escucha la promesa del Señor: «Pero a los que honran mi nombre los iluminará un sol de justicia que lleva la salud en las alas».

«Dios se llama huérfano, viuda, extranjero; Dios se llama hambriento, sediento, desnudo, encarcelado, enfermo; Dios se llama emigrante, refugiado, perseguido, humillado, calumniado, sin papeles, sin derechos. Dios se llama hombre crucificado. ¡Dios se llama Jesús!».

 

En ese sistema legal de poder, la mentiraes recurso necesario para que el mal asuma la forma de bien, la opresión se disfrace de servicio al bien común, de modo que los pobres sean entregados a la muerte sin que la conciencia tenga nada que reprochar.

En ese espacio reseco de humanidad, las evidencias del horror no sirven para que se haga justicia a las víctimas sino para hacer rentables políticamente las tragedias.

Puede que en ese mundo nada signifiquen las palabras de un profeta, pero aún así, las hemos de recordar: “Escuchadme, jefes de Jacob, príncipes de Israel: ¿No os toca a vosotros ocuparos del derecho, vosotros que odiáis el bien y amáis el mal? Arrancáis la piel del cuerpo, la carne de los huesos; os coméis la carne de mi pueblo, lo despellejáis, le rompéis los huesos, lo cortáis como carne para la olla o el puchero.” –Miq 3, 1-3-.

Un día, lo sepan o no, también gritarán los devoradores de pobres: gritarán pidiendo auxilio, y el Señor “no les responderá, les ocultará el rostro por sus malas acciones” –Miq 3, 4-. En aquel día, nadie podrá ayudarles, pues ellos mismos han abierto un abismo entre su desdicha y el consuelo de Dios.

Ahora, Iglesia de Cristo, escucha la promesa del Señor: “Pero a los que honran mi nombre los iluminará un sol de justicia que lleva la salud en las alas”.

 

Para seguir leyendo: https://www.religiondigital.org/santiago_agrelo/evidencia-legalidad-mata_7_2504519533.html?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=la_primavera_de_francisco_florecera_en_los_seminarios&utm_term=2022-11-11


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández