Del pueblo a la esclavitud: el éxodo rural de los niños en Sierra Leona
7 octubre, 2021
La OMS recomienda vacuna de malaria para niños en África
7 octubre, 2021
Mostrar todo

Siguiendo la pista a la gran Fiebre del Oro

15/09/2021

Este relato consta de una serie de 5 partes.

PARTE I DE LA SERIE.

La fiebre del oro es una de las fuerzas del mercado más perjudiciales en el mundo

Por Patrick Smith

Publicado el lunes 11 de enero de 2021, actualizado el viernes 15 de enero de 2021. Este artículo conforma la Primera Parte del dossier: « Siguiendo la pista a la gran fiebre del oro »

Santos Viriato vierte pesados cubos de agua y tierra dentro de contenedores de plástico mientras Julius Mthembu extiende toallas de baño sobre una cinta transportadora para recoger las partículas durante su actividad de extracción ilegal de oro en Roodepoort (Sudáfrica) en 2012. (AP Photo/Themba Hadebe)

A medida que se aumenta vertiginosamente la demanda por el oro, la minería artesanal y el contrabando se disparan, financiando así conflictos y la corrupción política, arriesgando vidas humanas y destruyendo el medio ambiente. La revista The Africa Report rastrea la ruta que sigue este mineral precioso desde las áreas controladas por los rebeldes hasta las joyerías del mundo. En esta serie de cinco partes, esta primera tratará el estado y el valor actual del oro en medio de la pandemia del coronavirus

El 14 de julio la crisis de la COVID-19 provocó que el World Gold Council (Consejo Mundial del Oro) (1), anunciase lo siguiente: «En 2020, los inversores han incorporado el oro como una estrategia clave de cobertura de cartera […] la pandemia probablemente tenga un efecto duradero en la asignación de activos. Asimismo, reforzará el valor del oro como un activo estratégico». Para el 5 de agosto, el oro ya había alcanzado su precio más elevado de todos los tiempos: 2 048 dólares la onza.

Para seguir leyendo: https://umoya.org/2021/09/15/la-gran-fiebre-del-oro/


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández