¿La religión nace del miedo? El cristianismo de la confianza. No temáis.
2 agosto, 2022
Para Recordar y meditar: Construida en Egipto una catedral donde se venerará las reliquias de los 21 mártires coptos de Libia
2 agosto, 2022
Mostrar todo

Mil años del ‘Sínodo de Pavía’: cuando el Papa (y el emperador) prohibieron casarse a los curas

Un milenio después, ¿ha llegado el momento para acabar con el celibato oligatorio

Hace justo un milenio, Papado e Imperio promulgaron una norma que, diez siglos después, sigue estando vigente, y sigue siendo discutida: prohibir el matrimonio de los curas.

Ahora se llama ‘Tradición’, pero lo cierto es que, durante el primer milenio de la Iglesia, era natural que los sacerdotes contrajeran matrimonio. De hecho, casi todos los apóstoles de Jesús (el primer Papa, Pedro, también -los Evangelios nos hablan de su suegra), excepto Juan, estaban casados, y muchos tenían hijos.

«Me viene a la mente una frase de San Pablo VI: ‘Prefiero dar mi vida antes que cambiar la ley del celibato'», dijo el Papa a la vuelta de un viaje a Panamá, aunque también reconoció que «no es un dogma» y que, como tal, puede modificarse.

El 1 de agosto de 1022 los ciudadanos (entonces ni siquiera lo eran) no paraban por vacaciones (de hecho, no existían vacaciones), así que no había necesidad de lanzar ‘tormentas de verano’ para dar carnaza a una opinión pública, que por entonces tampoco existía. Ese día, hace justo un milenio, Papado e Imperio promulgaron una norma que, diez siglos después, sigue estando vigente, y sigue siendo discutida: prohibir el matrimonio de los curas.

Lo primero que hay que aclarar es que el celibato obligatorio no es un dogma de la Iglesia, sino una disposición del Derecho Canónico, que se estableció merced a un acuerdo entre el Papa Benedicto VIII y el Emperador Enrique II, que estaban muy unidos (el monarca repuso al pontífice, que había sido depuesto pocos meses después de ser elegido, y el Papa le coronó en Roma como emperador, en un acto que unió, por primera vez, la corona, el globo y la cruz, como símbolo del poder universal), y que acordaron introducir de forma definitiva en el credo niceno-constantinopolitano la procedencia del Espíritu Santo del Padre “y del Hijo” que desembocará años más tarde en el Cisma de las Iglesias de Oriente y Occidente, tan en boga hoy con el conflicto en Ucrania. pero esa es otra historia.

El poder, la propiedad y las herencias

La que hoy cumple un milenio es la del Sínodo de Pavía, planteado como una suerte de reformar de la Iglesia, y que se celebró bajo la presidencia de Papa y emperador, concluyéndose que el alto clero (hasta el subdiaconado) debía ser obligatoriamente célibe, y que sus hijos habrían de convertirse en sacerdotes para no peligrar la herencia de los bienes eclesiásticos El dinero, los terrenos y los templos, todo muy actual. También se condenaron la simonía (compra de cargos) y el nepotismo, pero donde sí se cumplió a rajatabla, durante siglos, la norma, fue en lo tocante al celibato. 

Ahora se llama ‘Tradición’, pero lo cierto es que, durante el primer milenio de la Iglesia, era natural que los sacerdotes contrajeran matrimonio. De hecho, casi todos los apóstoles de Jesús (el primer Papa, Pedro, también -los Evangelios nos hablan de su suegra), excepto Juan, estaban casados, y muchos tenían hijos.

Para seguir leyendo: https://www.religiondigital.org/mundo/Mil-Sinodo-Pavia-Papa-prohibieron-historia-celibato-emperador-poder-sexo-vaticano-papa-francisco_0_2474152562.html


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández