De la Unión del Magreb Árabe a la Comunidad Africana Oriental: las organizaciones regionales en África
30 mayo, 2023
Negociar con yihadistas en el Sahel: la arriesgada estrategia de Níger que tiene recompensa
30 mayo, 2023
Mostrar todo

La secuestrada revolución feminista en Sudán

Los militares han acabado de dar el golpe a la revolución ciudadana que comandaban unas mujeres que ahora ven sus derechos diezmados en un conflicto que les usa como arma de guerra.

4 MAY 2023 / Autora: Paula Domínguez

El 15 de abril comenzó un conflicto armado entre Sudán y las Fuerzas de Apoyo Rápido que ha dejadoya más de528 muertos y 4.550 heridos. Este ha acabado con la segunda propuesta de transición civil propuesta en diciembre y augura un futuro difícil para la revolución comenzada en 2018.

 

Alaa Salah es una de tantas mujeres sudanesas que se echaron a la calle a finales de 2018 por el aumento generalizado de los precios de los alimentos y la escasez de combustible y que acabaron con tres décadas de dictadura de Omar al-Bashir. La imagen de la joven de 23 años fotografiada con un vestido blanco tradicional sobre un coche llamando a las protestas la convirtió en un símbolo de unas protestas lideradas por mujeres.

Cuatro años después, poco o nada se escucha de ella. Tampoco de Amira Osmane Hamed, Sulaima Ishaq El-Khalifa ni de otras compañeras activistas que han sido silenciadas. Sus rostros no aparecen, sus voces han sido calladas y su futuro como mujeres languidecen tras cuatro años de esperanzadores intentos por cambiar el país.

Las mujeres sudanesas tenían motivos de sobra para querer participar activamente en las manifestaciones de 2018 contra el régimen islamista de Al-Bashir. Desde 1996 existían unas Leyes de Orden Público que establecían la necesidad del permiso del tutor varón para trabajar fuera del hogar conyugal, la prohibición de pasar tiempo con un hombre que no fuera pariente suyo y la obligatoriedad de cubrirse el pelo, entre otras medidas. Además, prácticas como la mutilación genital femenina y el matrimonio infantil, siendo la edad mínima los diez años, estaban amparadas por la ley.

Muchos ciudadanos se unieron a las mujeres en las calles bajo el grito de guerra Tasqut Bas (Caed, eso es todo), pero fueron ellas quienes lideraron la ocupación de las calles y asumieron el protagonismo de la revolución, desafiando una sociedad y estructura familiar patriarcales.

Las autoridades respondieron con detenciones y represión: gases lacrimógenos, disparos, golpes, insultos, comportamientos vejatorios, abusos y agresiones sexuales. A pesar de la violencia ejercida durante meses contra los civiles, la presión se mantuvo, pero acabaron siendo los militares quienes secuestraron sus esperanzas. El 11 abril de 2019, las Fuerzas Armadas depusieron al presidente al-Bashir, y asumieron el mando del país por un período de dos años tras el que decían comprometerse a ceder el poder a un gobierno civil.

Desde entonces, el papel trascendental que las mujeres sudanesas jugaron en las movilizaciones no se ha visto reflejado en el nuevo contexto militar y de transición democrática. Solo una mujer participó en las negociaciones del verano de 2019 que resultaron en el reparto de poder entre civiles y militares, y únicamente dos de los once miembros de la jefatura del Estado compartido eran mujeres.

 

Para seguir leyendo: https://africamundi.substack.com/p/la-secuestrada-revolucion-feminista?utm_source=post-email-title&publication_id=1289121&post_id=117153166&isFreemail=false&utm_medium=email


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández