La prensa italiana asegura que el Papa negocia con los talibanes, a través de Erdogan, para abrir corredores humanitarios en Afganistán
24 agosto, 2021
ÁFRICA/ETIOPÍA – “Etiopía está atravesando el período más dramático de su historia reciente”
24 agosto, 2021
Mostrar todo

Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y su Abolición. El Papa condena el «flagelo atroz de la esclavitud moderna»

“Trabajemos juntos para erradicar el flagelo atroz de la esclavitud moderna que aún hoy encadena a millones de personas a la deshumanidad y a la humillación. Cada ser humano es imagen de Dios y es libre, y está destinado a existir en igualdad y fraternidad”.

Conmemorar lo sucedido en la noche del 22 al 23 de agosto de 1791. En esa coyuntura histórica, en la isla de Santo Domingo, actual Haití y República Dominicana, comenzó la revuelta liderada por el general Toussaint Louverture, un antiguo esclavo, que marcó un punto de inflexión en la batalla por la abolición de la trata transatlántica de esclavos.

 

El objetivo del Día de hoy, establecido por las Naciones Unidas, es imprimir en la memoria de todos los pueblos el recuerdo de la tragedia de la trata de esclavos. Pero también para conmemorar lo sucedido en la noche del 22 al 23 de agosto de 1791. En esa coyuntura histórica, en la isla de Santo Domingo, actual Haití y República Dominicana, comenzó la revuelta liderada por el general Toussaint Louverture, un antiguo esclavo, que marcó un punto de inflexión en la batalla por la abolición de la trata transatlántica de esclavos.

«El levantamiento de Santo Domingo sacudió de forma radical e irreversible el sistema esclavista, y estuvo en el origen del proceso de abolición de la trata transatlántica de esclavos» (Kōichirō Matsuura, ex director general de la UNESCO).

La esclavitud, un enorme crimen

La revuelta encabezada por el general Louverture fue el primer acto de una serie de acontecimientos que condujeron al fin de una época oscura en la que se compraban y vendían hombres, mujeres y niños. Entre los siglos XV y XIX, millones de jóvenes africanos fueron arrancados de su tierra y deportados a América. Se les hacina en barcos en condiciones deshumanas. Muchos mueren durante la travesía, otros muchos se ven obligados a trabajar en las plantaciones de café, algodón y caña de azúcar. La trata de esclavos es una herida indeleble. El Papa Pío II, escribiendo en 1462 a un obispo que partía para una misión en la actual Guinea Bissau, calificó el comercio como un «enorme crimen», «magnum scelus».

Para seguir leyendo: https://www.religiondigital.org/mundo/Papa-condena-flagelo-esclavitud-moderna-abolicion_0_2371262868.html


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández