Nos sobran pastillas y nos falta humanidad
8 febrero, 2020
Penélope Cruz: el día en que la Madre Teresa cambió su vida
9 febrero, 2020
Mostrar todo

Si quieres tu felicidad, busca la del otro

¿Cómo estar en paz y plenitud? La respuesta de la Biblia: “Si compartes tu pan con el hambriento y albergas a los pobres sin techo; si cubres al que veas desnudo y no te preocupas por tu propia carne, entonces despuntará tu luz como la aurora y tu llaga no tardará en cicatrizar”.

Cuando pienso en mi vida me doy cuenta del peligro que corro cuando vivo con egoísmo. Pienso en mí, en lo que yo necesito. Me olvido de los demás y de sus problemas.

Busco el placer de forma obsesiva. Quiero descansar, cuidarme, estar yo bien, aunque los demás sufran. Dejan de importarme los problemas ajenos. Y paso a ser yo el centro de todo.

Acabo pensando que bastante he hecho yo por el mundo. Que ahora me toca descansar y estar yo tranquilo. La búsqueda enfermiza de mi felicidad me vuelve infeliz. Es una paradoja.

Quiero ser feliz y me obsesiono. Busco poner todos los medios a mi alcance para conseguirlo. Pero estoy enfermo y acabo buscando egoístamente que todo me salga bien y esté a mi antojo. Dice la Biblia:

“Si compartes tu pan con el hambriento y albergas a los pobres sin techo; si cubres al que veas desnudo y no te preocupas por tu propia carne, entonces despuntará tu luz como la aurora y tu llaga no tardará en cicatrizar”.

La condición es no preocuparme de mi propia carne. Me parece imposible. Mi carne es lo que más me preocupa. Si estoy cansado, si estoy contento, si tengo paz, si duermo bien, si me resultan mis proyectos.

Dejar de preocuparme por mi propia vida me parece una utopía. Vivo centrado en lo mío, en lo que me gusta, en mis planes y sueños. Y además todos me lo dicen:

“La emoción retenida –esa que, si no la descargamos, nos hace caer en excesos que destruyen nuestra salud mental, afectiva, física, y hacemos daño a otros– se descarga de tres formas básicas: con el ejercicio físico agotador, con la risa y con el llanto”[1].

Para seguir leyendo:  https://es.aleteia.org/2020/02/08/si-quieres-tu-felicidad-busca-la-del-otro/?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mail&utm_content=NL_es


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández