Un continente donde los sueños tienen menos de 30 años
18 julio, 2022
MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA II JORNADA MUNDIAL DE LOS ABUELOS Y DE LOS MAYORES
18 julio, 2022
Mostrar todo

El Boletín de la Iglesia de Argelia del mes de Julio-2022

Vivo en Argelia desde hace 52 años, testimonio de Marie Menar.

El Palio recibido por Monseñor Jean-Paul Vesco de manos del Papa Francisco, pero ¿cuál es pues su historia?

La actualidad de los Juegos del Mediterráneo ha marcado también la Iglesia local de Orán con la celebración de la Misa de las Naciones y las actividades alrededor de Santa Cruz.

Una vez más, 24 horas con Carlos de Foucauld y los jóvenes.

Reflexionar sobre la vida de pareja: jóvenes casados se reúnen en Dar es Salam de Tlemcen…

Buena lectura y buen verano

La redacción

El Palio de los nuevos Arzobispos

El 29 de junio, a ejemplo de los nuevos arzobispos metropolitanos nombrados durante el año, Monseñor Jean-Paul Vesco, Arzobispo de Argel, participó en la ceremonia de bendición de los pallia (plural de pallium en latín) presidida por el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro en Roma. La palabra «palio» significa «capa». Es un ornamento litúrgico usado durante la misa por el papa, los patriarcas, los arzobispos metropolitanos y algunos otros obispos.

El palio, de origen bizantino, se tomó prestado del adorno de los emperadores orientales de los primeros siglos. A partir del siglo V, participa del simbolismo del poder de este último: es una ancha tira de tela que envuelve el cuerpo y cae sobre el brazo izquierdo. Fue adoptado gradualmente por el Papa y su uso se hizo común entre los obispos a partir del siglo VI. El primero, además del Papa, en llevar el palio fue San Cesáreo de Arlés, en la Galia, a partir del año 513. Su uso quedó reservado a los arzobispos a partir del siglo IX.
La forma del palio litúrgico evolucionó con el tiempo: originalmente, era similar al ornamento imperial, pero menos ancho, como lo demuestran muchos mosaicos de los primeros siglos. Desde la época del Renacimiento, se presenta en forma de bufanda circular de lana blanca procedente de dos corderos bendecidos por el Papa en Roma el 21 de enero. La tela está marcada con cinco cruces, símbolos de las llagas de Jesús, y se prolonga en dos colgantes, uno que cae sobre el pecho y otro sobre la espalda, sostenidos por placas de plomo recubiertas de seda.

Para más información: https://eglise-catholique-algerie.org/le-pallium/?utm_source=mailpoet&utm_medium=email&utm_campaign=sujet_82


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández