‘Los dos papas’ se estrena este viernes en Netflix
20 diciembre, 2019
Celebración o liturgia familiar para el cuarto domingo de Adviento: 22/12/2019
20 diciembre, 2019
Mostrar todo

4º Domingo de Adviento-Ciclo A: «Mirad, la virgen está encinta»

4º domingo de Adviento A   —   22 diciembre 2019

Isaías 7, 10-16   —  Salmo 23—   Romanos 1, 1-7   —   Mateo 1,18-24 

Para comprender, o más bien «no comprender» el texto de Mateo de este domingo, tenemos que leer la genealogía que lo introduce. Según Mateo, es por medio de José que Jesús desciende de David: “Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá… y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo… El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: La madre de Jesús estaba desposada con José…” ¿Cuál es entonces el alcance que Mateo da al término «virgen», que toma prestado de la traducción de la Septuaginta, mientras que el hebreo original (en la versión correcta de la primera lectura) habla más bien de «mujer joven» o doncella? Y sobre todo, ¿cómo concibe la ascendencia davídica de Jesús a través de José, dado que en la tradición judía es la madre la que transmite el linaje familiar, el de la tribu, y hasta el religioso?  Mateo no es el único que usa esa manera antigua e intuitiva de razonar, tan incomprensible en nuestros días. Pablo también la utiliza cuando afirma, por ejemplo, que, por nuestra adhesión a Jesús, somos más hijos de Abraham que aquellos judíos que sólo descienden de él físicamente.

 No debemos dejar sin embargo que los árboles nos impidan ver el bosque. Porque, en cualquier caso, más allá de la extraña lógica de Mateo y Pablo, la realidad que Mateo quiere transmitirnos es evidente: Dios le pide a José que participe en un proyecto extraño e ilógico, se diría incluso que ridículo: “Ella dará a luz a un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados”. Según los exégetas, la “mujer joven” a la que Isaías se refiere en la primera lectura fue probablemente una de las esposas del rey Acaz. En las antípodas de la pequeñez de la joven con la que José, carpintero de oficio, se había casado. ¿Cómo iba a poder el hijo de una joven de Nazaret borrar los pecados, cambiar la historia, ser el Salvador? Ya que ha sido mencionado antes, también Pablo es muy consciente de la humilde extrañeza del proyecto de Dios en el que estamos invitados a participar: “Nosotros predicamos a un Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles; mas para los llamados, lo mismo judíos que griegos, un Cristo, fuerza de Dios y sabiduría de Dios”.

 Calles iluminadas, comercios abarrotados… Parece que, en Pamplona, desde donde escribo estas líneas, ya han comenzado las «fiestas». Nada que ver con las celebraciones navideñas de nuestras pequeñas comunidades cristianas de Túnez. Una Europa post-cristiana ha vaciado la Navidad de su significado, y nuestro proyecto cristiano parece ahora una locura, una tontería estúpida, como en la época de Mateo y Pablo. Y es ahora cuando estos nos invitan a identificarnos con José, que no sospecha el enorme significado del gesto que está cumpliendo, pero que deposita su confianza en Dios y acepta su proyecto.

Pero, ¿de dónde ha sacado fuerzas para aceptar una empresa aparentemente tan sin sentido? Según Mateo, “José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla…” La palabra “justo” [según el griego, más fuerte que “bueno” en la versión litúrgica] indica ante todo la adhesión de José a la voluntad de Dios en el que ha depositado su confianza. Y precisamente porque es “justo”, según Mateo, José acepta y respeta el misterio de su esposa, y le evita toda posible humillación.

 ¿Podemos identificarnos con José? Pensemos en ello al prepararnos para celebrar la Navidad montando nuestros belenes.

 A todos, ¡Feliz Navidad!

  1. Ramón Echeverría Mancho

 


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies