¡Ven, “llama de amor viva”! (Pentecostés 05.06.2022). Necesitamos que tu Espíritu nos enamore del reino que Dios quiere
3 junio, 2022
La lucha por la salud de los niños ilumina los confines de África
3 junio, 2022
Mostrar todo

Pentecostés- C – 5 de junio 2022. J´R. Echeverría

Hechos de los Apóstoles 2,1-11 – 1Corintios 12,3b-7.12-13 [Romanos 8,8-17] – Juan 29, 19-23 [Juan 12,3b-7.12-13]

Fiesta de las cosechas en su origen, memorial de la entrega de las Tablas de la Ley a Moisés en el Antiguo Testamento, descenso del Espíritu Santo sobre los discípulos y nacimiento de la comunidad cristiana en el Nuevo, expresión de la universalidad de la Iglesia desde entonces… Pentecostés es todo eso a la vez. Encontrarle un hilo conductor resulta siempre algo subjetivo, excepto, por supuesto, que la historia misma de esta celebración evoca la convicción de los creyentes de que Dios, el Totalmente-Otro, siempre ha intervenido en la vida y la historia de los hombres. Jesús de Nazaret, judío galileo del siglo I, en quien Pedro y sus compañeros se encontraron con Dios, fue para ellos «Emmanuel», «Dios con nosotros», la expresión concreta del compromiso de Dios con nuestra historia. Y para decir lo indecible de este compromiso (¿y complicar un poco más su comprensión?), los discípulos tomaron prestado el término «Espíritu», utilizado probablemente por Jesús: « Cuando venga el Paráclito, que yo os enviaré de junto al Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí.» (Juan 15,26). 

Esto hará que Lucas escriba: «Se llenaron todos de Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugerías» ( lectura). Y Pablo: «¿No sabéis que sois templos de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?» (1 Corintios 3:16). Personalmente, prefiero las palabras de Jesús en Juan 3: «El viento sopla donde quiere, y oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que nace del Espíritu«. Esas palabras describen bien nuestra propia experiencia del Espíritu, como individuos y como comunidad, especialmente hoy. Explican las riquezas humanas y espirituales de nuestras comunidades, pero también las preguntas, dudas y confusiones que han acompañado, y siguen acompañando hoy, a la presencia del Espíritu en nuestras comunidades. Tanto es así que Pablo, cuyas comunidades eran muy vivaces, tuvo que mencionarlo varias veces.

Texto completo: Pentecôte C-Echeverría

Imagen subida de Religiondigital.org


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández