Las africanas luchan contra prejuicios y estereotipos sobre lo que pueden hacer
14 marzo, 2022
ÁFRICA/ETIOPÍA – “Si no eliminamos la guerra, ésta eliminará a los etíopes”, advierten los obispos
14 marzo, 2022
Mostrar todo

Dejar cuidarse, dejándonos acompañar

 Mar 11, 2022

Es un hecho la dificultad presente en muchos religiosos para dejar acompañarse por otros. El dar pasos en esta línea  supone superar dificultades y una profunda humildad.

Por José Ramón López
Director de Operaciones de la Fundación Summa Humanitate

El tema del acompañamiento sigue siendo una asignatura pendiente en el día a día de muchas personas que desean seguir a Jesús y vivir con seriedad su vida. Y esto, que es dificultad en cualquier vocación cristiana, es desconcertante en quienes os habéis sentido llamados a vivir esta en la Vida Consagrada.

Es un hecho la dificultad presente en muchos religiosos para dejar acompañarse por otros. Es una dificultad mayor cuando se trata de acompañar la vida entera en la vulnerabilidad de una enfermedad o limitación física o psíquica. No sé si se trata de un problema de autosuficiencia, de pudor, de trabas para narrarse en verdad ante otro y presentarse vulnerable, de dificultad para encontrar a personas capaces de llevar adelante este servicio, de entender que resulta suficiente con aquello que “Dios me inspira”… pero el dato es que bastante menos gente de la deseable está haciendo de su existencia un camino acompañado.

El dar pasos en esta línea de acompañamiento supone también un buen acto de humildad profunda. Es más, cuando alguien toma la iniciativa, en base a la necesidad que detectan, siempre hay un grupo amplio de discusión poniendo en tela de juicio esa necesidad de acompañar la fragilidad y la vida al final del trayecto.

Dejarnos acompañar

Por un lado, es necesario acompañar a las personas que acompañan, descargarlas, ir de su mano, quitarles presión. Quitar también responsabilidad. Por otro lado, es necesario acompañar las vidas de religiosos/as, Consagrados en general, que en su tramo final necesitan de una atención profesionalizada, humanizadora, íntegra, que se cuide con una visión holística de la atención. Tengo que confesar que he detectado y visto en algunas religiosas, provinciales, generales de Órdenes Religiosas, una mirada de autosuficiencia para justificar que no necesitan de ninguna entidad que les ayude en esta atención.

Para seguir leyendo: https://institutohumanitate.org/blog/dejar-cuidarse-dejandonos-acompanar/


Notice: Trying to access array offset on value of type null in /home/misioner/public_html/padresblancos/themes/betheme/includes/content-single.php on line 286
Manolo Fernández