Los Padres Blancos nacimos para África. El Cardenal Lavigerie nos dejó una consigna, que es nuestra herencia:

"AMAD A ÁFRICA"

Amad a África por sus heridas ensangrentadas y por sus gritos de dolor, por sus grandes hombres y por sus santos. Amadla con sus recuerdos y sus leyendas, con sus tradiciones de respeto y de fe y con su resignación estoica… De África, yo he amado todo, su pasado, sus montañas y su cielo azul, su sol, las grandes líneas de sus desiertos y las olas que la bañan…

 
 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies