Encuentro histórico y para la Historia en el Cairo, donde se van a reunir los tres Papas cristianos y el Gran Muftí (el ‘Papa’ de los musulmanes sunitas). Tres sucesores de los apóstoles: Francisco, el 266 sucesor de Pedro; Bartolomé I, el 270 sucesor de Andrés; Teodoro, el 118 sucesor de Marcos, y Ahmed Al Tayeb, gran imán de la Mezquita-Universidad de Al Azhar y la máxima autoridad del Islam sunita. Cuatro grandes personalidades y, sobre todo, cuatro líderes religiosos dispuestos a ahuyentar el odio, construir la paz y proclamar que Dios y Alá no se casan con el terrorismo ni con la violencia.

La paz es el objetivo de este ecumenismo inclusivo y de este diálogo interreligioso, que supera el espíritu de cruzadas y anticruzadas, que siguen preconizando los fundamentalistas de ambos bandos. «El amor y la vida son las únicas respuestas a la muerte y al odio», repite Francisco. Y suele añadir: «Todas las religiones quieren la paz».

Por esta misma idea lleva tiempo luchando el Patriarca de Constantinopla, que suele decir que «la guerra en el nombre de la religión es una guerra contra la religión».

1368192647_0

3.000 jóvenes de todo Egipto peregrinarán a El Cairo para participar en la visita del Papa Francisco a ese país del 28 al 29 de abril. El viaje comenzará el martes, 25 de abril, e incluirá celebraciones litúrgicas en diferentes santuarios en el camino a El Cairo, la celebración de Misas y confesiones, así como la visita a hospitales y albergues de El Cairo en el día previo a la llegada del Santo Padre. El grupo se compone de 250 representantes de cada diócesis católica egipcia, además de mil representantes de El Cairo.

“La visita de Su Santidad tiene una enorme importancia para nuestros creyentes y para la comunidad egipcia con todos sus diferentes grupos”, ha escrito a AIN el P. Hani Bakhoum Kiroulos, vicepresidente de la comisión coordinadora de la visita. Entre otros organismos, la Fundación pontificia internacional apoya la peregrinación. Destacando el importante y crucial papel de la juventud para el futuro del país, el P. Kiroulos ha señalado: “Es importante encontrar fuertes razones para la vida y la esperanza, especialmente, en las circunstancias que atravesamos actualmente en Egipto. Muchos jóvenes albergan el deseo de participar en este magno evento, por lo que queremos darles la oportunidad de una buena preparación”.

La visita incluirá un encuentro con Su Santidad el Papa Tawadros II, Patriarca de Alejandría de los copto-ortodoxos, para resaltar la importancia de la fraternidad entre los copto-ortodoxos y la Iglesia Católica. Un momento clave de la situación actual –no solo en el país mismo, sino en toda la zona geográfica– es la visita prevista del Gran Imán de Al-Azhar, Jeque Ahmed El-Tayyeb, así como los discursos del Imán y del Papa ante los participantes de la conferencia internacional sobre la paz en El Cairo.

La última visita de un Papa a Egipto data de febrero de 2000, cuando el Papa Juan Pablo II visitó el país, incluidos El Cairo y el Monte Sinaí.

 

pope-francis-and-grand-mu-012

 

«El Papa nunca pensó en renunciar al viaje justamente porque quiere estar presente allí donde hay situaciones de violencia, de conflicto. Y viaja justamente porque Egipto necesita de alguien que anuncie la paz y que intente operar por la paz». El secretario de Estado, Pietro Parolin, dio ayer las claves del 18 viaje apostólico de Francisco, que acaba de partir desde Fiumicino hasta El Cairo.

Las palabras de Parolin a L’Osservatore Romano dan buena cuenta de la relevancia, y el riesgo, de la visita del Papa al país de las pirámides, en el que cristianos y musulmanes padecen los estragos del terrorismo del Estado Islámico, y tratan de construir sociedad en los escombros de la «primavera árabe» y los radicalismos.

En esta misión, el papel de los líderes religiosos se antoja tanto o más importante que el reservado a los políticos. Así lo asumió el propio Francisco en el videomensaje que envió al pueblo egipcio esta semana: «Viajo como un mensajero de la paz en un mundo desgarrado por la violencia ciega«, señaló Bergoglio.

A las 10,54 horas, el avión papal salió de Fiumicino con destino a El Cairo, adonde se prevé aterrice en torno a las dos de la tarde. Allí, 26 horas de un viaje intenso, con dos visitas de cortesía pero de una relevancia inusual: al presidente de la República y al Gran Imán de Al-Azhar. Posteriormente tendrá lugar el encuentro del Pontífice con las autoridades y la visita de cortesía a Su Santidad el Papa Teodoros II. Al término de la misma, se dirigirán juntos a la cercana Iglesia de San Pedro y Pablo, donde el pasado mes de diciembre tuvo lugar un atentado. Allí realizarán una oración ecuménica por los cristianos asesinados.

El sábado 29 de abril, el Papa Francisco celebrará la Santa Misa a la 10.00 horas y almorzará con los obispos egipcios y el séquito papal. A las 15.15 horas presidirá un encuentro de oración con el clero, los religiosos, las religiosas y los seminaristas.
En las peticiones para la Misa, publicadas por la Santa Sede, se recoge una en francés «por todas las víctimas de la violencia y del terrorismo en el mundo«, en concreto, por «los mártires de Egipto», y se reza por «los emigrantes y refugiados que han tenido que abandonar sus países por la guerra».

Tras la ceremonia de despedida, el Pontífice emprenderá a las 17.00 horas el vuelo de regreso a Roma. La llegada al aeropuerto romano de Ciampino está prevista a las 20.30 horas.

 

pope of peace

 

Se trata de la segunda vez que un Papa pisa tierra egipcia. El primero fue Juan Pablo II en el año 2000, en el marco de una peregrinación jubilar. Ahora, Egipto se prepara para acoger nuevamente a un Pontífice, en esta ocasión en medio de un clima de tensión.

El pasado 9 de abril, dos atentados contra dos iglesias coptas de Tanta y Alejandría provocaron la muerte de más de 40 personas en medio de las celebraciones del Domingo de Ramos. Como consecuencia, el Parlamento de Egipto aprobó la imposición del estado de emergencia durante un periodo de tres meses.

A pesar de esta situación, el Papa Francisco se desplazará durante su visita a El Cairo en un coche normal, no blindado, porque no hay preocupación, según ha informado el portavoz vaticano, Greg Burke.

«El Papa está tranquilo, no es ingenuo, conoce la situación en Egipto, sabe qué pasó con los coptos en los últimos años, especialmente durante el Domingo de Ramos, pero también quiere dar una señal positiva. En la medida de lo posible, le gusta la normalidad, por ello se mueve con un coche normal cubierto», explicó Burke en declaraciones a Radio Vaticana recogidas por Europa Press.

Si bien, habrá dos momentos en los que el Pontífice se desplazará en un ‘coche de golf’, es decir, descubierto: durante la misa del sábado para estar en medio de la gente, y durante la reunión en el seminario, cuando habrá un momento de oración con los sacerdotes, seminaristas y religiosos.

Durante la visita de dos días, Francisco pronunciará cinco discursos, empezando por el que dirigirá a los participantes de la Conferencia internacional sobre la paz, en la que intervendrá también el Gran Iman de Al Azhar.

El obispo copto católico de Ismayliah, Makarios Tewfik, ha precisado en declaraciones a Radio Vaticana que «sin duda esta visita es un nuevo paso en la apertura hacia los hermanos musulmanes» y, al mismo tiempo, «un estímulo para la Iglesia ortodoxa copta que sufre el martirio con tantos sucesos últimamente».

En un país con casi 90 millones habitantes, de los cuales el 89 por ciento son musulmanes sunitas, cerca del 10 por ciento, coptos ortodoxos y solo un 0,1 por ciento, católicos, el Papa Francisco llega con la intención de transmitir un mensaje en favor de la paz y de la construcción de puentes, del diálogo interreligioso y ecuménico, según ha precisado el portavoz vaticano.

coptos-en-egipto

 

Fuentes: AIN, Religión Digital

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies