ÁFRICA/CONGO RD – Nueva profanación de iglesias y conventos: condena unánime de la nunciatura, los obispos y la ONU

República Democrática del Congo

Kinshasa – Continúan las profanaciones de iglesias católicas en la República Democrática del Congo tras los asaltos a la parroquia de Santo Domingo en Limete, en la capital Kinshasa el 19 de febrero, y al Seminario mayor de Malole de Kananga, en Kasai Central, el 18 de febrero .
Según la información recibida en la Agencia Fides, durante la noche entre el 21 y el 22 de febrero unos desconocidos han asaltado y vandalizado la parroquia de Santa Maria de Lukalaba, en Kasai Oriental, mientras que otro grupo ha tratado de saquear las parroquias de Saint Robert Kansele y de Saint Albert le Grand en Mbuji-Mayi, pero sus acciones violentas se han visto interrumpidas por la llegada de la policía. En Lubumbashi , la parroquia de Saint Kizito ha sido tomada por unos desconocidos que han tratado de dar fuego a al iglesia con bidones de gasolina y neumáticos, han roto los cristales del lugar de culto y de la escuela adyacente, que ha sido saqueada. También ha ocurrido lo mismo en la parroquia de San Juan Bautista en el barrio de Gbadolite, y en el convento de las “Siervas de San Jose” en la misma ciudad.La Nunciatura Apostólica en la República Democrática del Congo, la Conferencia Episcopal local y la Misión ONU de Estabilización en la RDC , han condenado los actos vandálicos contra las estructuras de la iglesia.
“Los lugares de culto pertenecen a todos. Quienes los atacan, están destruyendo un bien común de todos los congoleños” afirma un comunicado firmado por Su Exc. Mons. Louis Mariano Montemayor, Nuncio Apostólico en Kinshasa, por Su Exc. Mons. Marcel Utembi Tapa, Arzobispo de Kisangani y Presidente de la CENCO, y por Maman Sidikou, diplomático nigeriano que dirige la MONUSCO, en el que piden la suspensión inmediata de tales actos vandálicos.

ÁFRICA/SUDÁN DEL SUR – “Crímenes de guerra por motivos étnicos” denuncian los obispos

Sudán del Sur

Juba – En Sudán del Sur se mata según el origen étnico. Lo han denunciado los Obispos de Sudán del Sur en un comunicado enviado a la Agencia Fides, en el que también anuncian que el Papa Francisco espera visitar Sudán del Sur antes de finales de este año.

“A pesar de las apelaciones de muchas partes para que se detenga la guerra, en el país continúan los homicidios, violaciones, desplazamientos forzados, ataques a iglesias y propiedades”, se lee en el documento. El ejército leal al presidente Salva Kiir y las fuerzas de la oposición del ex vicepresidente, Riek Machar, atacan a los civiles porque los perciben como partidarios de sus rivales. La discriminación se basa en el origen étnico, y los que son percibidos como “enemigos” son “asesinados, violados, torturados, quemados, golpeados, hostigados, encarcelados, forzados a abandonar sus hogares, además de impedirles la recogida de la cosecha”.El gobierno ha invitado a los refugiados a regresar a sus pueblos, pero muchos de ellos, denuncian los obispos, “se han convertido en cenizas”, mientras que varias ciudades ahora solo son “ciudades fantasma, vaciadas de sus habitantes, con la excepción de las fuerzas de seguridad y, tal vez, de miembros de una facción o de una tribu”. Aquellos que se han refugiados en los campos de la Onu o en las iglesias están amenazados y acosados por las fuerzas de seguridad. “Estas son formas de castigo colectivo prohibidas por las leyes de guerra previstas por la Convención de Ginebra”, subrayan los obispos.
El nivel de violencia se ha convertido en algo patológico. No sólo se asesina a civiles, sino que “sus cuerpos son quemados y mutilados”, mientras que en varios casos, grupos de familias enteras han sido quemados vivos en sus casas.Los Obispos por último expresan su preocupación por el hecho de que “elementos del gobierno parecen desconfiar de la Iglesia”, y que en algunas localidades los esfuerzos de mediación eclesiales se ven frustrados cuando los funcionarios abiertos al diálogo son sustituidos por otros partidarios de una línea dura. Por último denuncian la persecución contra los sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos.
El mensaje concluye reiterando el compromiso de la Iglesia a colaborar con todos para restablecer la paz en el país.

ÁFRICA/SUDÁN DEL SUR – Emergencia por hambruna: quienes más mueren, como siempre, son las madres y los niños

 

Yirol – Las grandes agencias internacionales de las Naciones Unidas han emitido una declaración conjunta en la que se llama fuertemente la atención sobre la situación de emergencia: 100 mil personas están en peligro de morir de hambre en el norte de Sudán del Sur y, si no se interviene inmediatamente, se teme que casi la mitad de la población antes de julio, no tendrán acceso a alimentos.
“Hace unos días estuve en Sudán del Sur. Justo cuando estaba allí, el lunes 20 de febrero, el gobierno del país declaró oficialmente un nuevo y terrible desastre: ¡el hambre! Que está afectando sobre todo al Estado de Unidad, una zona que bordea en gran parte con el Estado de los Lagos, donde nosotros de la organización Médicos con África Cuamm trabajamos”, dice a la Agencia Fides el padre Dante Carraro, Director del Cuamm. “Lo que más amargura y desesperación genera – continúa el padre Dante – es que en este caso, la emergencia se ha creado por el contexto de inseguridad, por una guerra civil de la que la gente o escapa o muere. Los que más mueren, como siempre, son las madres y los niños, el odio lleva a matar a los propios hermanos, a sembrar muerte y desesperación. El temor es que la emergencia se extienda y no se limite sólo al estado de Unidad”.
“Cómo Cuamm estamos trabajando en dos proyectos importantes para apoyar los tratamientos contra la desnutrición severa en 78 centros de salud. El objetivo es poner bajo tratamiento a 9.600 niños menores de 5 años. Estamos trabajando con 1.023 agentes locales y 53 internacionales, de los cuales unos veinte son italianos”. “Es difícil para nosotros, en Italia, entender completamente lo que significa ‘morir de hambre’. Tratemos durante un momento de identificarnos en esas mujeres que acuden a los hospitales de Yirol y Cueibet o al centro de salud de Maper, con sus hijos desnutridos, pequeños que pueden tener un año y ¡sólo pesan 5 o 6 kg! N podemos quedarnos sólo en declaraciones, tenemos que hacer que la ayuda alimentaria se real y concreta, para permitir que pueda llegar a las poblaciones que sufren, como ha dicho recientemente el Papa Francisco”, concluye el Director del Cuamm.

ÁFRICA/KENIA – Elecciones pacíficas y creíbles en el centro de la campaña de Cuaresma de este año

Kenia

Nairobi – “Elecciones creíbles y pacíficas… líderes con integridad”. Este es el tema de la campaña para la Cuaresma de este año elegido por la Kenya Conference of Catholic Bishops lanzado hoy 25 de febrero, en la University of Nairobi Graduation Square.
Las celebraciones incluirán una procesión y una misa presidida por el Card. John Njue, Arzobispo de Nairobi, concelebrada por Mons. Cornelio Korir, Obispo de Eldoret y Presidente de la Comisión Episcopal de Justicia y Paz, en presencia del presidente Uhuru Kenyatta.En la presentación de la Campaña de Cuaresma, a principios de este mes, el ex Ordinario Militar para Kenia, Su Exc. Mons. Alfred Rotich, expresó la esperanza de que esto sirva como un estímulo para los políticos, para los ciudadanos y para los que están a cargo de la organización de las elecciones, de modo que trabajen de tal manera que la votación que tendrá lugar en agosto sea libre y pacífica.
La Conferencia Episcopal de Kenya, ha recordado a Mons. Rotich, quién ha tenido un papel activo que va más allá de la simple tarea de observador electoral, favoreciendo el diálogo por una reforma institucional pacífica y sostenible, y orando por la paz y la unidad de la nación.“La responsabilidad de garantizar que las elecciones sean pacíficas y creíbles no puede recaer únicamente en la Iglesia, por lo que existe la necesidad de que todos hagan un esfuerzo en esta dirección, especialmente los medios de comunicación”, dijo Mons. Rotich, lamentando las “declaraciones de incitación al odio por parte de la clase política que han llevado a enfrentamientos violentos”. “Por ello es importante – añadió -, tomar todas las medidas para evitar la erosión de los progresos obtenidos en el pasado en el campo de la democracia y de la estabilidad política”.
Durante la Cuaresma, la Iglesia invita a los 11 millones de keniatas católicos, además de al ayuno y a la penitencia, a tratar estos temas para buscar soluciones.

Fuente: Vatican News

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies